jueves, 8 de septiembre de 2011

CUIDADO CON LA MALA CALIDAD DE LOS AUTOS MAZDA.


El pasado mes de Febrero del presente, adquirí de contado una camioneta MAZDA CX-7 modelo 2011, a la agencia “Picacho Automotriz de Morelos SA de CV” ubicada en Cuernavaca Morelos, la misma al salir de la entidad vendedora empezó a hacer unos ruidos en la suspensión que supuse eran normales, al transcurrir una semana la lleve a una agencia del DF en Picacho, para hacer efectiva la garantía y ellos diagnosticaron que había que cambiarle un soporte del motor.
Una semana después me entregaron la unidad con la falla supuestamente resuelta, pero a la semana empezó a dar lata otra vez y los técnicos reconocían el ruido, pero no sabían que era (me lo dieron por escrito). Molesto por dicha situación interpuse una queja ante PROFECO (002387-2011), ya que no es de mi agrado andar batallando con una unidad que se precia de ser de gran calidad y en los hechos ha demostrado lo contrario.
En la primera audiencia de PROFECO el día 16 de Junio del presente, por parte de la agencia se apersono el Lic. Jose Aspe y Rosas, como apoderado general de la empresa “Mazda Motor de México S de RL de CV”, el cual nos propuso que un técnico de planta revisaría la unidad para que en su caso se arreglase el defecto. El día 22 de Junio me presente a la cita con el técnico de planta e identifico las siguientes fallas a la unidad:
1.       Ruido en el techo producto de unos cables del Parrot.
2.       Ruido en el asiento del copiloto al circular.
3.       Ruido en la suspensión al circular por piso irregular.
Una vez indicadas las fallas se me indico que debía dejar la unidad, por lo que una semana después me comunique con los encargados y ellos no sabían nada al respecto, luego entonces, le marque al Lic. Aspe, que en la audiencia en PROFECO me dio su número de teléfono, para conocer los pormenores de dicha situación.
El Lic. Aspe me indico vía telefónica que en efecto había que cambiarle unas piezas de la suspensión, pero para poder hacerlo era necesario que nos desistiéramos de nuestra queja ante PROFECO, ya que ellos así trabajan (mucho cuidado amigo consumidor, piensan que somos estúpidos). Al no estar de acuerdo con dicho proceder arbitrario, de inmediato fui a recoger mi camioneta. La siguiente audiencia se celebro el 2 de Agosto en PROFECO, donde solicitamos la devolución de nuestro dinero al no estar conforme con la pésima calidad de los autos que produce MAZDA y mucho menos con la actitud que manifiestan.
La audiencia final tuvo verificativo el día de ayer 5 de septiembre y la posición de la empresa es que ellos me compran el auto, a lo cual no estoy de acuerdo, ya que estoy efectuando una devolución, no una venta entre particulares. La siguiente instancia es acudir a los tribunales a rescindir el contrato y sean pagados los daños y perjuicios, así como los gastos y costas de mi abogado defensor.
Sirva la presente para que los lectores sepan a lo que se arriesgan al comprar un auto de la marca MAZDA, cuya calidad deja mucho que desear y del servicio posventa mejor ni hablamos. Pero ojala le gente no deje de quejarse ante las autoridades y estas situaciones no queden impunes. Aunado a lo anterior a la unidad objeto de esta queja ahora le suena el volante al girar a cualquier lado, como pueden ver es una joyita.

 Lic. Luis Antonio Espinosa Campos.

1 comentario:

  1. Luis, En que terminó el asunto?

    Estoy teniendo el mismo problema con un Mazda 3 2014 al que, a los 5 meses de comprarlo, ya le han cambiado la suspensión, cremallera, caja de dirección, calipers, rodamientos y no se puede resolver el problema.

    Si ayuda en algo denunciar en la PROFECO?

    Pudiste tramitar la devolución de su dinero?

    ResponderEliminar